¿Innato?

¿Somos malos por naturaleza? Parece algo duro de aceptar, tanto como hacer lo contrario: decir que somos buenos sin más. Determinarnos, limitarnos, imponernos un fin por defecto va en contra de nuestros propios esquemas mentales o eso queremos creer. Nos merecemos algo más, ¿no? La libertad de la que hacemos gala tendrá algo que decir…

Anuncios

Ciegos

Ciegos y sin rumbo. ¿Te suena? Estoy casi segura que sí. Es el mal de nuestra época: el desconcierto. ¿Lo peor? Que es nuestro caldo de cultivo. A saber lo que saldrá de todo esto. La mayoría no nos extrañamos, y esa falta de asombro ante todo me da miedo. Me aterra. Estamos perdiendo la…

Sin respuesta

"Cómo lo permitimos, qué es lo que hicimos tan mal..." Ya pasó, de nada sirve hacerse estas preguntas, pero es inevitable. ¿En qué momento se rompió todo? Dímelo tú, porque yo no tengo la menor idea, para variar.

Mi mentira

¿Está todo permitido? Seguro que suena aquello de tu libertad empieza donde acaba la mía. En eso consiste todo, en respeto. Sólo que a veces no lo tenemos tan claro ni todos por igual.  El egoísmo supongo que juega un papel principal en esto. Anoche leí un libro sobre el derecho a mentir o, según…

Anclaje

Siempre hay un punto de anclaje, algo que te ata al mundo real. En los días de ventolera tenemos que buscar un punto donde agarrarnos, donde mirar y encontrar cierta serenidad. Tenemos momentos donde todo vuela sobre nuestras cabezas; momentos en los que los pájaros se adueñan de cada pliegue de nuestro cerebro y que…

Gracias

"Es de bien nacido ser agradecido" y qué pronto se nos olvida. Todos tenemos algo por lo que dar las gracias. La autosuficiencia existe hasta cierto punto. Decían que somos animales sociales. Queramos o no, estamos conectados unos a otros. Hay quien se empeña en su individualidad, en creerse un ser único, especial y no…

Te lo pierdes tú

Te lo pierdes tú. Te lo pierdes tú, bien conozco sus maneras. Te lo pierdes tú, ella sigue estando entera. Y aunque ahora el tiempo gaste en llorarte y recordarte, te la pierdes por cobarde, pues su pecho es puro arte. Ay, te la pierdes tú. Te lo pierdes tú, el vaivén de sus caderas.…

Un rato…

Ganas de mirar el mundo por el hueco que hay en la pared. Perder la mirada en el otro lado, sin tener nada que ver. Todas las paredes tienen una grieta y la mía no iba a ser menos. Mirar. Simplemente. Sin ganas de pensar, de reír, de llorar. Algunos dicen que es apatía pero…