Cambio de opinión

Fue Wittgenstein el que dijo “los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”. Creo que pocas frases me han hecho pensar tanto como ésta. En un principio me maravilló por la verdad que ocultaba; viviría tanto como pudiese conocer, y conocería tanto como palabras tuviese para delimitarlo, para nombrarlo. Es verdad que hay cosas que…

Tirar la toalla

Tirar la toalla. El que te dice desde su, más que dudosa, superioridad moral que no lo hagas. Nadie tiene la certeza de nada de lo que importa en la vida. Certezas existen, pero nunca para lo importante. Sabes que el agua hierve a los cien grados pero no sabes si mañana seguirás vivo.  Todos…

4 de septiembre

Desde el principio, recuerdo que me pidieron que confiase en la justicia. Actualmente sigo sin saber cómo hacerlo.  En esa fe, que se me exigía desde mi familia, andaba, pero ya sabemos que la fe obligada no acaba bien. Es en los momentos de lucidez cuando flaquean las fuerzas y la desesperación toma las riendas.…

Años

Me hago mayor, cada día que pasa tengo menos paciencia. El egoísmo me desespera y ya no vale el mirar hacia otro lado porque parece ser que mi inconsciente se ha dado cuenta (ahora) que la tierra es redonda y aunque intente mirar hacia el lado contrario, vuelve a aparecer.  No tengo paciencia, no me…

Brotes verdes

"Empezamos a ver los primeros brotes verdes". Igual es un problema de conceptos. Quizás llevamos equivocados décadas y dicha expresión significa realmente ver a personas todas las mañanas buscando en los contenedores de basura. Puede ser que también signifique que cada vez haya más personas sin techo en este país. O también puede significar que…

Versiones

"No sé cómo me convenció para que comprásemos una casa en el campo. Soy un hombre hecho por y para la ciudad, para la multitud. Me desconcierta el silencio y por eso cada vez que me bajo del coche después del viaje desde la ciudad, siento caer la angustia sobre mis hombros. Lejos quedaron los ruidos…

Penélope

"Todos los días la veo en la misma parada sin nombre. Nadie la acompaña. Desde un banco de la estación, mantiene la vista fija en mí. Llego con el ruido ensordecedor que me caracteriza; con el vaivén del aire logro despeinarla. Ella siempre se mantiene expectante; parece que le ilusiona ver a alguien...Pero día tras…