¿Recordáis la primera vez que os preguntaron “qué quieres ser de mayor”? Yo sí, fue en segundo de primaria, mi señorita Tere. También recuerdo que no supe qué contestar ante la avalancha de policías, bomberos, maestras y matronas. Cuando llegué a casa tuve que preguntarle a mi madre qué era una matrona.

Es curioso que entre todas esas profesiones heroicas de los niños de los años 80-90 estuviese la de maestra. 30 años después nos estamos empeñando en arruinar esa profesión.

Sea como sea, recuerdo que me puse a pensar qué quería hacer con mi vida; no tardé mucho en averiguarlo y en ponerle nombre: quería ser bióloga. Y me empeñé hasta que conseguí entrar, casi 10 años después, en la facultad de Biología. Pero (sorpresa) aquello no era lo que llevaba tantos años esperando, no tenía mucho que ver con lo que tantas veces había imaginado. Es el gran problema de crearse expectativas sobre algo: no suele salir bien. Desilusionada volví a preguntarme qué quería ser de mayor. Esta vez me costó más lágrimas que la primera vez. Es difícil de explicar y quizás suene ridículo, pero encontrarte sin norte, sin el norte que te marcaste siendo niña se convierte en una fatiga constante. Fue entonces cuando tuve que tomar una decisión que iba a marcar mis siguientes años: hacer un módulo formativo (que en esos momentos era lo que “te preparaba para el mundo laboral” o hacer algo que me gustase, con lo que disfrutar a la vez de poder desarrollarme como persona y aprender, sobre todo aprender. Es decir, me encontraba ante la dicotomía de hacer algo con salida laboral o por el contrario estrellarme contra el muro de la desesperación laboral. Lo único que tenía claro era que quería formarme, sólo me faltaba decidir qué aspectos formar.

Como sabéis, elegí la segunda opción. En un momento de bendita locura, me matriculé en Filosofía y, hoy por hoy, puedo decir que ha sido la mejor elección de mi vida.

Por eso, no puedo dejar de revolverme con las leyes educativas de este país que se empeñan en desterrar los estudios de humanidades y matar, la primera de todas, la Filosofía. Pero no se trata de algo del PP solamente; la mayoría de las propuestas educativas para las elecciones de diciembre, apuesta por una educación en aras de la productividad (el último en decirlo, Albert Rivera, el de centro). Es el resultado de leyes educativas hechas por economistas, marcadas por la ley de la oferta y la demanda, diseñada para máquinas de producción y no para seres humanos.

La ley de educación debe estar hecha por profesionales de la educación que son los que realmente conocen las necesidades educativas. Hoy en día, un niño de 8 años tiene 4 exámenes en una semana, porque es necesario tener un nivel mayor para poder competir con el resto de Europa, y lo tendrá que hacer aunque sea sacrificando su desarrollo como ser humano. Es más necesario que conozcan de memoria todos los afluentes de los ríos del mundo que empezar a pensar por ellos mismos sobre el bien y el mal (por ejemplo). Es mejor darse palmaditas en la espalda en Bruselas que la frustración de cientos de niños en las aulas.

Es de lo que se trata, sacrificar el desarrollo humano en aras de una productividad irreal, efímera.

La educación (y no me refiero solamente a la institucionalizada en los colegios y universidades) debería ser algo intocable; al fin y al cabo es lo que nos humaniza. El apoyo de las escuelas y las universidades debería ser algo que aporte, no que esclavice. Es la libertad, en el amplio sentido de la palabra, lo que ponemos en juego. La estamos convirtiendo en un concepto vacío entre todos

Me atrevería a decir que estamos presenciando el suicidio de un país que podrá funcionar como los muñecos autómatas del siglo XVIII, pero que estará muerto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s