Sin darnos cuenta

Sinceramente, no recuerdo cómo se hacía. Cómo se vivía sin darse uno cuenta. Ahora te pasas el día dándote cuenta de todo y, lo que se te pasa, siempre hay quien te lo recuerda. Aquí y ahora todo tiene un trasfondo, nada pasa por nada, o eso pretenden que creamos (y eso creemos). Pero así…