Martina y el tiempo II

A veces era cuestión de saber hacia dónde mirar, pero eso Martina nunca lo tuvo claro. Siempre erraba en la dirección a la que apuntaba, o esa era su sensación una vez pasado el tiempo. A pesar de ello, intentaba seguir adelante a veces con ironía y sarcasmo, otras con pena, otras envuelta en una…