Hay personas con las que cruzas la mirada una vez en la vida; vas andando por la calle y de repente hay algo te lleva a mirar su cara y en ese momento su mirada se confunde con la tuya. Es probable que no os volváis a ver. ¿Qué hace que eso suceda? Suele ocurrir que tú vayas pensando en tus cosas y la otra persona en las suyas. Sabes que ni siquiera puedes atisbar en qué irá pensando, el abanico es tan amplio que es absurdo hasta intentarlo. Pero yo, que soy muy absurda, lo hago.

¿Qué cavilan las personas mientras caminan? Me gusta imaginarlo. Me gusta “ponerme en sus zapatos”; no acertaré en nada, pero no importa. En ese instante la realidad que les doy es su realidad lo quieran o no. Es la misma sensación que cuando escribes un relato o una novela, los personajes caen en tus manos, poco pueden hacer para conseguir un poco de autonomía en sus vidas. Pues en este caso pasa lo mismo. Son personajes en mi mente y puedo hacer o deshacer. Sus actos ni siquiera se parecerán a lo que imagino, pero nadie me va a arrebatar esa posibilidad, mi posibilidad.

Cuando un niño salta por la acera para no pisar algún color o alguna figura de las que están dibujadas en el suelo, pienso que ese niño nació en un circo. Nunca ha visto otra cosa que no sean saltimbanquis y equilibristas sobre alambres a más de 5 metros de altura. No puede no esquivar barreras imaginarias, no ha conocido a nadie con los pies en el suelo.

Si veo a una señora mayor me gusta pensar que, cuando llega a su casa, saca su máquina de escribir e inventa cuentos sobre bosques encantados con árboles parlantes.

Las parejas que van agarradas por la calle pienso que son siameses, no pueden separarse; necesitan cirugía para conseguirlo, pero no todos los médicos están dispuestos a hacerlo porque se juegan su reputación. Es por ello que terminan convirtiéndose en un grave problema el uno para el otro; de tanta unión y tal falta de independencia, terminan por odiarse, ¿qué hay peor que soportar diariamente a alguien que odias y no poder poner distancia entre los dos? Se convierten en una especie de Sísifo bicéfalo, arrastrando un alma en vez de una piedra.

Los que andan sin levantar la vista del suelo lo hacen por filantropía ya que, como al mutante de la película, le salen rayos de los ojos que abrasarían a cualquiera que se cruzase en su camino. Es mejor no tropezar con ellos, es mejor no saltarle al paso. Cuando uno de estos se va a cruzar con uno de los niños del circo, me pongo de los nervios pensando que en uno de los saltos del niño bala se cruzará al mutante y todo acabará en llamas.

La gente que come mientras anda son degustadores profesionales. Los que se ríen solos no están locos, y los que hablan solos no hablan solos, alguien los está escuchando en algún lugar del planeta.

¿Y los mensajeros? ¿Qué entregan? ¿Zapatos, libros, comida? Me gusta pensar que intercambian los paquetes, que un señor que espera el DVD de su película de Jean-Claude Van Damme recibe el castillo de Playmobil, y que la niña que espera el castillo, recibe Soldado universal. Puede ocurrir que el señor termine sentado en el suelo volviendo a ser capaz de imaginar, y que la niña se convierta en campeona de artes marciales cuando crezca. Aunque también puede ocurrir que denuncien a la mensajería y el mensajero acabe aumentando el número de parados. A saber.

¿Que qué gano con tanta inventiva? Nada en especial, pero tengo la posibilidad de inventar mundos, el que tenemos aburre demasiado. ¿Qué nos puede sorprender hoy en día? Poca cosa, sólo hay mentiras, muertos y dinero moviéndose de unas cuentas bancarias a otras en paraísos fiscales. ¿Por qué perder la posibilidad de libertad que, de momento, no nos han quitado?

Quiero seguir viendo a saltimbanquis, escritoras y siameses por la calle. Quiero seguir pensando que puede haber algo que me pueda volver a sorprender.

48180473-circo-establecido-iconos-monocrom-ticos-colecci-n-ilustraci-n-del-vector-ilustraci-n-de-estrellas-de

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s