Tregua

Cómo cuestan algunos días. No siempre hay una razón, algo que me pesa más de lo que me gusta aceptar. Necesito razones, necesitamos razones porque es la única forma de darle sentido a todo, y aunque a veces nos vanagloriemos de saber que nada tiene sentido, que todo es un absurdo, creo que al final…

Anuncios

Melancolía

No sabía siquiera si lo que le estaba pasando podía ser posible. Siempre había escuchado que un ser humano no sobrevive a estar más de tres días sin beber agua ni a estar más de una semana sin dormir. Pero no era cierto, ella lo sabía, llevaba tres semanas sin dormir. Sólo conseguía un estado…

28F

Ya he contado en otras ocasiones que, en mi vida como estudiante, me han marcado dos maestros: uno en el colegio y otro en la universidad. He contado que aprendí mucho de ellos, y no solamente ese tipo de conocimiento que acumulas más o menos a lo largo de tu vida y que no tiene…

Martina y el tiempo VII

Tenía la sensación de andar siempre detrás de las personas. Martina imaginaba que caminaba por una acera estrecha detrás de una abuela con bastón; una abuela que no parecía escuchar sus pasos, una mujer que hacía que Martina mantuviese la distancia constante, pero que no se alejase de ella. Era como mantenerse en el pasado,…

Reconciliaciones

Necesitaba reconciliarse consigo mismo. Sabía que todo debía pasar por ahí, pero no era tan sencillo como pudiese parecer; hay veces en las que querer no es poder. No se trataba “simplemente” de ser capaz de mirar de frente la imagen que escupía el espejo al asomarse. Era enfrentarse a demasiadas cuestiones que le frenaban…

Y llega el día…

Y llega el día en el que sin más se va. Un día te levantas y ya no está, el dolor se ha ido. No fue cuando quisiste, pero sí cuando ya no lo necesitaste. Regodearse en la pena puede llegar a ser enfermizo, querer esquivarla a toda costa también. Cada cosa tiene su momento,…

Mi Carnaval

Anoche hablaba con un amigo de uno de mis temas favoritos: el carnaval de Cádiz. Cuando le dije que no me iba a dormir porque estaba esperando que actuase una agrupación me dijo: “¿el del otro día?” y no era el del otro día (se lo perdonamos porque es de extramuros y no conoce el…

Y hoy estás de prestado. Ya no estás sobre el alambre que te sostiene, de hecho ya no hay alambre. Se lo llevaron. Y respiras un aire que no es tuyo, realmente nunca lo fue, pero viviste como si lo fuese. Y miraste con unos ojos que no eran los tuyos, pero ahora el vacío…

¿Qué día decidiste negarte?

Nunca había sido sencillo, tampoco nunca nadie le dijo que lo fuese. Desde muy joven había tenido que convivir con las habladurías de los demás, con sentirse apartada, y realmente no llegaba a comprender el motivo. Ella, mejor que nadie, sabía que veía el mundo de otra manera, que no se movía por lo que…

Yo le pinté el bigote a Stalin

¿Alguna vez se os ha encogido el estómago leyendo un libro? A mí me pasa muy a menudo, imagino que se debe a la temática de los libros que suelo leer, a veces creo que mi problema de la excesiva empatía tiene que ver con mis lecturas. Sea como sea, anoche terminé un libro que…